La mamá como un facilitador o inhibidor de las inteligencias

Concepto de ventana de oportunidades en el trabajo con inteligencias múltiples en estimulación temprana.

Acoplamiento

La mamá o el adulto, es un facilitador de experiencias y de aprendizaje y por lo tanto del desarrollo de las Inteligencias

Es la ventana para que el mundo sea grato y confortante, o difícil y amenazador.

Una mamá que acepta el perfil de su niño. Desde la discapacidad, hasta la combinación de inteligencias, desde el temperamento hasta el aspecto físico, va a permitir y a promover lo que el equipo genético ofrece. Una mamá que no acepta el perfil, o que atropella la exploración, va a calificar, a frustrar o a inhibir el proceso de desarrollo de las inteligencias.

Lo mejor que podemos hacer a favor del desarrollo de las inteligencias, es el trabajo interno de las mamás por aceptar a sus niños y por sanar vínculos.

Los limites son esenciales

De pronto estas ideas nos generan la ilusión de que los niños son reyes, y vienen a que los sirvamos, favoreciendo que se desarrolle la genialidad que tienen dentro. Se nos olvidan los límites. Esto no es así. No debe ser así. Los padres y maestros tenemos que ayudarles a edificar el auto control, la tolerancia a la frustración, las habilidades sociales a partir de los límites. Nuestra misión es contenerlos y dentro de los límites y el cuidado florecen las inteligencias.

DI NO a la prisa y a la sobre estimulación.

Otro concepto que parece venir de la mano con estas ideas de las Inteligencias Múltiples es el querer exponer a los niños a muchas clases académicas. En la vorágine de la vida urbana contemporánea, invadimos su tiempo libre, de juego, los llenamos de clases, de videos y programas de computadora.

Aniquilamos así, el gusto por aprender y el contacto con la vocación.

Un bebé, un pequeño necesita JUGAR en tercera dimensión. Para desarrollarse plenamente.

Desde el útero

El embarazo es un capullo que envuelve la promesa del desarrollo de las inteligencias. Hagamos un ejercicio imaginario ideal:

Un bebé deseado. Toda la familia le platica a la barriga, le hacen masajitos y le envían mensajes de cariño. Una mamá bailadora que disfruta de la música y da pataditas en el vientre suaves, siguiendo el ritmo.   Una mamá en movimiento, que invita a re acomodarse….

Una mamá que trabaja consigo mismo, sanando su niñez para aceptar la niñez de su pequeño.

Consiste en un “alimento” intra uterino a las inteligencias.

A veces esta historia dista de la realidad cotidiana.

Pero guía para ver la estrella del ideal.

Grupos de embarazadas en las que se procesan sentimientos hacia el embarazo, se llega a término, se busca un buen vínculo, (lo que eventualmente ayudará al vínculo una vez nacido, que favorece al desarrollo de las inteligencias) Juegos de comunicación con la familia, versos, música, movimiento. Serán semillas saludables que servirán de capullos al abanico de inteligencias que se desarrollarán.

¿Buscando a un niño genio?

No buscando a un niño feliz, vinculado, aceptado con sus luces y sus sombras

Enviado por: Porcel Rojas Lizeth
Cusco - Perú