Como padres no deje de elogiar a su hijo

Tómese el momento y elogie a su hijo, de este modo le enseña a valorar su trabajo y fomenta su autoestima.

No deje de elogiarlo

Las personas de todas las edades responden muy bien a los elogios.Y los niños necesitan palabras de aliento de las personas cuyas opiniones cuentan más–sus familias."¡Muy buen borrador para tu informe!" o "Haz hecho muy buen trabajo" son palabras que le rendirán muy buenos resultados para motivar a su niño a completar sus trabajos escolares.

Los niños también necesitan saber cuando no han realizado su mejor esfuerzo.Pero cuide que sus críticas sean constructivas.En vez de decirle a su alumno de sexto año, "No vas a entregar esa basura, ¿no?" mejor diga, "El maestro va a entender tus ideas mucho más claramente si te esfuerzas por escribir con mayor cuidado."Y no deje de elogiarlo cuando acabe una mejor versión "en limpio."

Volver al índice del trabajo