PANEL DE INGRESO
Socio:
Clave:
Incribite
Te invitamos a asociarte en forma gratuita para tener acceso a todas las secciones y recursos del portal.
d
d

Actividades estables

En el Jardín Maternal  hay que hablar de actividades estables para el desarrollo de la rutina. Las actividades llamadas de rutina son por la necesidad de respetar horarios y proceder a la satisfacción de necesidades fisiológicas.

El niño necesita un cierto orden y estabilidad para sentirse seguro de las respuestas de su ambiente. Se llamaran actividades estables a todos aquellos momentos que se cumplen diariamente, que requieren regularidad y que satisfacen tanto objetivos socioemocionales como cognoscitivos y corporales.

En la distribución horaria del jardín maternal habrá momentos estables con actividades y estímulos cambiantes.

Estos momentos serán :

  • recepción
  • higiene
  • alimentación
  • descanso y sueño
  • orden
  • control de salud
  • despedida

Los momentos son considerados aspectos concernientes al planeamiento psicopedagógico y como tales deberán estar planeados en términos de objetivos, de actividades o situaciones en las cuales podrán incluirse o no materiales y que deberán ser evaluadas y reajustadas continuamente.

Es importante planificar con creatividad el desarrollo de los momentos o actividades estables en pro del crecimiento y maduración saludable de los pequeños, referido a los dominios afectivos, cognitivo y corporal.

Recepción

Es el ingreso en las primeras horas de la mañana. Hay criaturas que llegan dormidas, otras con hambre, otros contentos o con angustia.

Es conveniente y aconsejable que los niños sean recibidos por sus maestras y que se vea la posibilidad de hacerlo en la misma sala donde permanecerán durante el día.

Hay algunos criterios para organizar la entrada y recepción de los niños al jardín maternal.

  • Es conveniente que la maestra reciba a cada niño.
  • Contar con el ambiente y los estímulos preparados antes del ingreso de los niños, en los mas chiquitos cada uno dispondrá de “ su ”  cuna. Las mamas dejaran las bolsas y abrigos de los niños en un determinado lugar.
  • En el caso de serias dificultades en el momento de la separación será aconsejable que la mama se quede hasta que el niño este calmado.
  • Cuando los niños pueden desplazarse caminando es conveniente que las madres los ayuden a entrar a la sala llevados de la mano.
  • Las maestras podrán conversar y jugar con los niños. Cuando menos librada a la improvisación se deje el momento de la entrada mayores posibilidades se abrirán para que este sea un momento alegre y seguro.
  • Las maestras deberán prever canciones, juegos y recursos para este momento.

Higiene

El trabajo del docente en el jardín maternal implica mucho mas que la mera puericultura ; por eso se señalan algunas pautas psicopedagógicas referidas a la higiene y a los hábitos correspondientes.

  • Jugar con el cuerpo del pequeño, movilizarlo, estimular su cooperación y la independencia en el momento del lavado y de cambiada.
  • La aceptación o rechazo de ciertas practicas de higiene depende de la actitud con que la docente las encare.
  • Tener un cambiador provisto de una colchoneta lavable y con provisión de agua corriente lo cual dará comodidad y la prevención de enfermedades.
  • Hablarle al bebe, cantarle, soplarle, balancearlo o interesarlo en lo que se le hace, convirtiéndolo en algo estimulante y grato.
  • No es recomendable que las docentes bañen a los bebes.
  • No es recomendable el uso de esponjas para lavar a los pequeños.
  • Cuando la maestra estimula la independencia del niño esta favoreciendo la adquisición de hábitos de higiene e independencia y contribuye a la maduración psicomotriz.

Alimentación.

Es aconsejable que se prolongue la lactancia materna así como que la mama este presente en el momento de las comidas.

Cuando el pequeño ya esta en condiciones de permanecer en silla alta, la maestra, con un tazón y una cucharita para cada niño, podrá alimentar a dos o tres pequeños al mismo tiempo.

  • Es recomendable tener sillas que permitan a los niños iniciarse en hábitos sociales.
  • Alrededor de los dos años no solo están en condiciones de comer solos, y esto  constituye un índice de madurez, pueden colaborar ordenadamente con las maestras para repartir las servilletas, o los platos y hasta dejar la sala en condiciones.

Descanso y sueño.

Un niño que tiene dificultades para dormirse no es un niño sano. La necesidad de descansar y dormir responden tanto a mecanismos fisiológicos como psíquicos. En criaturas de dos o tres años no es necesario que duerman siesta, dado que favorece conductas regresivas e inhibe la necesidad de actividad, exploración y movimiento que caracteriza a los pequeños de esta edad.

Un ambiente, en penumbra, la canción o voz de la maestra conducirán al sueño fácilmente cuando ello responde a una necesidad y sucede a un periodo de intensa actividad.

El descanso y el sueño cumplen con objetivos psicopedagógicos, cuando responden a necesidades corporales, cognoscitivas y afectivas en la vida de un niño.

Orden.

El niño adquiere hábitos que proceden de su capacidad de accionar sobre la realidad.

El que cada cosa este siempre en el mismo lugar permite al niño descubrir tempranamente algunos principios acerca del orden.

Parte de la estabilidad que el ambiente puede ofrecerle para que el niño se sienta seguro y se mueva con confianza, depende de lo ordenada que sea la maestra.

  • Con juegos, canciones, movimientos, imitaciones y consignas verbales la maestra puede y debe iniciar a los niños en el orden.
  • De un adulto desordenado no puede esperarse mas que un niño carente de orden.
  • La medida de orden nacerá del equilibrio con que se haya jugado en el ambiente físico, con la disponibilidad de instalaciones y materiales adecuados. 

Control de salud.

La mayoría de los jardines cuentan con controles periódicos.

  • El día que se efectúan los controles se prefiere contar con la madre para que colabore y brinde las novedades desde la ultima consulta.
  • También se pueden distribuir los controles dedicando unos días para cada sala.
  • La planificación de estos controles por el equipo interdisciplinario y con la participación de los padres, permitirá hacer de este momento algo, aceptado por los niños.
  • Si no están presentes los padres es aconsejable que el profesional les envíe alguna información.

Despedida.

Es similar a la relación que hay en la entrada y recepción de los pequeños.

  • En las ultimas horas, al cambiar, asear y preparar a los niños para la salida deben tener en cuenta su rol pedagógico.
  • Planear las actividades de la salida porque no todas las mamas llegan en el mismo momento.
  • Las maestras se deben distribuir de tal modo que mientras una juega y organiza actividades con algunos niños, las otras se ocupen de cambiar a los restantes y preparar las bolsas y abrigos.
  • Recomendar el ingreso de las mamas a las salas.
  • Las canciones, los juegos rítmicos o un breve relato serán recursos de acuerdo a la edad de los nenes.

Enviado por
Verónica Szechet
Docente de nivel inicial
Buenos Aires - Argentina

Otras secciones recomendadas

Palabras claves - Keywords:

A continuación aparecen algunas palabras claves relacionadas con este trabajo: actividades, jardín maternal, bebés, recién nacidos, regularidad, rutina, guardería.
d

Comenta este trabajo

d d d