PANEL DE INGRESO
Socio:
Clave:
Incribite
Te invitamos a asociarte en forma gratuita para tener acceso a todas las secciones y recursos del portal.
d
d

Método de lectura para niños con Síndrome de Down

El método presentado no es el único que está dando buenos resultados en la enseñanza de la lectura a los niños con síndrome de Down. Pero está, ciertamente, demostrando su eficacia, como lo confirman numerosos ejemplos.

Todos los niños con síndrome de Down que han seguido estos pasos, poco a poco, han ido descubriendo el mundo de la letra impresa, adentrándose en él y aficionándose a leer.

A partir de ese movimiento, un mundo nuevo se ha abierto ante ellos, y cada uno en función de sus necesidades, de sus preferencias, saca el mayor beneficio posible: lee sin ayuda sus cuentos favoritos, consulta el periódico para ver la programación de la televisión, lee los rótulos de las tiendas, consulta la carta del restaurante para decidir lo que va a comer, lee las cartas que le envían sus familiares y amigos, o la lista de la compra que le encargó mamá, etc.

Otros niños aún están en el camino, pasando por las mismas o similares etapas que los que fueron pioneros. Pero aunque van poco a poco no se desaniman. Sabemos que el camino es largo y muchas veces duro, pero el esfuerzo merece la pena y hemos de poner en ello todas nuestras fuerzas y confianza.

Requisitos previos:

Antes de empezar con el programa de lectura debemos asegurarnos de que el niño cumpla los siguientes requisitos:

1) Tiene una noción clara de que todas las cosas tienen un nombre. Una forma de evaluar este punto es mostrar al niño dos dibujos u objetos diferentes y pedirle que señale o coja uno determinado. No es preciso que el niño sepa hablar en los casos en que el niño tenga dificultades para hacerlo le ayudaremos señalándolo nosotros, y él, con un gesto o con la mirada, nos dirá si hemos elegido el objeto correcto.

2) Muestra un buen grado de atención, entendida como una buena disposición hacia la tarea que se le presenta.

3) tiene buena percepción, entendida como la capacidad para organizar los datos que le llegan por los sentidos. Son fundamentales la perfección visual y la auditiva.

4) Posee discriminación auditiva. Con este canal le va a llegar la información sonora de la palabra  que la grafía representa.

5) posee discriminación visual. Para ver las diferencias entre los dibujos, las palabras, las letras y los rasgos de cada una de ellas será preciso que el estímulo gráfico sea grande, nítido, con rasgos claros y que quede bien destacada la figura sobre el fondo. En este punto los niños con síndrome de Down no tienen dificultades, aunque con frecuencia necesitan gafas para
compensar sus problemas de visión.

6) Dispone de memoria que le permite evocar lo aprendido cuando precise de ello.

Estos seis puntos contrastan de forma clara con los que tradicionalmente se han venido proponiendo para que un niño "común" empiece con la lectura.

Consideraciones pedagógicas:

1) Es preciso conocer las características individuales de cada niño. No vamos a encontrar dos niños iguales, con idénticos intereses.

Así, para unos la lectura es algo que forma parte de su realidad cotidiana: por que sus padres leen, sus hermanos estudian; y para ellos es natural aprender a leer. Sin embargo nos vamos encontrar con otros niños que no participan de ese interés, y ahí precisamente va a comenzar el trabajo con la motivación.
En algunos casos será decisivo presentarle como modelo lector a una persona significativa para él, e invitarle a imitarla. En otros casos podemos presentar la lectura como signo de "ser mayor", etc.

2) es importante que el aprendizaje sea algo divertido para el niño, que disfrute con cada actividad y, sobre todo, que esté orientado hacia el éxito. Vamos a proporcionarle para ello todo el material que precise.
Evitaremos el uso de términos como "no", "está mal", etc, por la carga de frustración que el niño recibe.

3) Hay que adoptar una postura firme y serena frente al niño. Esto le ayudará a mostrarse más atento, a terminar la tarea, en definitiva a sentirse más seguro porque sabe qué es lo que esperamos de él. No podemos olvidarnos de alabar, de elogiar cualquier logro del niño; el elogio irá dirigido a la conducta, al esfuerzo, y no a la persona del niño.

4) hay que tener muy en cuenta que cada uno de los niños tiene su propio ritmo de trabajo y que hemos de respetarlo.

Errores frecuentes en la lectura:

Los más frecuentes son:

1) Sustituciones: consiste en cambiar una letra, sílaba o palabra por otra.

La causa puede estar en una deficiente organización perceptiva, que lleva a confundir una letra con otra, por ejemplo m por n.

Las dificultades articulatorias, están muy relacionadas con el número de sustituciones en la lectura; a mejor articulación, menos errores.

2) Omisiones: consiste en no leer letras, sílabas o palabras. Se dan en niños que presentan problemas perceptivos.

Las dificultades articulatorias también son causa de la aparición de este error.

3) Inversiones: consiste en cambiar el orden de las letras de la palabra.

Aparece en los niños que presentan alteraciones en su organización espacial

4) Comprensión deficitaria: se debe a varias causas:

  • Una lectura puramente mecánica.
  • Una lectura demasiado rápida.
  • La omisión de algunas de las palabras básicas para la comprensión del texto.
  • La falta de comprensión de alguno de los conceptos básicos que allí aparecen.
  • La deformación de palabras que leen.

Actividades antes de la lectura:

"Leer antes de leer". Este planteamiento se basa en una idea cognitivista: hay que conectar con las experiencias previas, a través del diálogo, de la puesta en común.

El conocimiento del tema es lo que se busca. Se debe utilizar todo el tiempo que se necesite. Estas son las tareas de prebúsqueda, que nos van a dar información clave para luego comprender la lectura. Va encaminada a dar pistas.

Estas actividades son amplias, podemos hacer cualquier actividad, que nos la va a dar el tema:

  • Visitas y excursiones.
  • Proyección de películas.
  • Audición de música, textos musicalizados.
  • Hacer itinerarios, mapas, etc.
  • Elaboración de murales.
  • Exposición de fotografía.
  • Narración de historias sobre el mismo tema.
  • Juegos cooperativos y expresión de motricidad.
  • Reflexión previa sobre el tema.
  • Lectura interrumpida para despertar el interés sobre el contenido.

El objetivo básico es la motivación e irle dando algunas pistas sobre los conceptos claves.
 

Enviado por
Mariana Cánepa

Prof. Nivel Inicial
Capital Federal
Buenos Aires

Otras secciones relacionadas

Palabras claves - Keywords:

A continuación aparecen algunas palabras claves relacionadas con este trabajo: lectura, literatura, biblioteca, aprendizaje, libros, buenos hábitos, buenas prácticas, down, discapacidad, educación especial, niños especiales.
d

Comenta este trabajo

d d d