PANEL DE INGRESO
Socio:
Clave:
Incribite
Te invitamos a asociarte en forma gratuita para tener acceso a todas las secciones y recursos del portal.
d
d

Conceptos básicos

Si lo consideramos cuidadosamente, a pesar de ser sumamente importante, la escuela verdaderamente no ocupa demasiado tiempo. En los Estados Unidos, el año escolar promedio dura 180 días; en otros países, el año escolar se puede prolongar hasta 240 días y los alumnos frecuentemente dedican más horas al día a sus estudios que los estudiantes norteamericanos. Claro está que las horas y los días en los que el niño no está en la escuela también son muy importantes para el aprendizaje. Estas son algunas cosas que usted puede hacer para ayudar a su niño a aprovechar mejor su tiempo en la escuela.

Aliente a su niño a leer

Lo más importante que usted puede hacer para ayudarle a su niño a tener éxito en la escuela--- y en la vida--- es ayudarle a leer. No podemos enfatizar demasiado la importancia de la lectura. La lectura ayuda a los niños a superarse en todas sus materias. Más aún, es la clave para el aprendizaje de toda la vida. Aquí les damos algunos consejos para ayudar a que su niño se desarrolle como lector.

  • Comience temprano. Cuando su niño todavía es un bebé, la lectura en voz alta debe integrar su rutina diaria. Al principio lea solo algunos minutos por sesión, varias veces al día. A medida que su niño vaya creciendo, usted podrá determinar si quiere que usted le lea más. Hable con su niño al leer. Aliente sus preguntas y a que hable sobre la historia que están leyendo. Pregúntele qué cree que va a suceder en la historia. Cuando él comience a leer por su cuenta, pídale que le lea a usted de los libros y las revistas que más disfruta.
  • Asegúrese que su hogar esté lleno de materiales de lectura que sean adecuados para su niño. Mantenga una buena selección de revistas y periódicos en casa. Los materiales de lectura no tienen que ser nuevos o muy caros. Usted puede encontrar buenos libros y revistas para su hijo en las ventas del vecindario o cuando su biblioteca local celebre una feria o venta de libros. Pídale a sus familiares y amigos que le regalen libros infantiles o subscripciones a revistas infantiles en vez de juguetes u otros regalos para celebrar ocasiones especiales como los cumpleaños. Aparte el tiempo necesario para que su familia pueda disfrutar de la lectura con calma y silencio. Algunas familias disfrutan de la lectura en voz alta, leyendo libros favoritos que cada miembro de la familia selecciona, o sus cuentos, poesíasy artículos favoritos.
  • Demuestre que usted valora la lectura. Deje que su niño lo vea leyendo por placer y mientras desempeña sus actividades adultas rutinarias – leyendo cartas y recetas, direcciones e instrucciones, periódicos, usando la computadora y otras actividades. Vaya con su niño a la biblioteca y seleccione libros para usted también. Cuando su niño ve que la lectura es importante para usted, es más probable que decida que la lectura también forma parte de su vida. Si usted se siente incómodo con sus propias destrezas de lectura y le gustaría obtener ayuda para sí mismo o algún otro miembro de su familia, hable con la bibliotecaria de su sucursal local o con la escuela de su niño para identificar programas de lectura y alfabetismo para adultos en su comunidad.
  • Busque ayuda si su niño demuestra dificultades al leer. Cuando un niño tiene problemas con la lectura a veces la razón puede ser muy sencilla de identificar y resolver. Por ejemplo, su niño pudiera tener problemas de visión y necesitar espejuelos o quizás sólo necesita un poco de ayuda individual para fortalecer alguna destreza de lectura. Si usted piensa que su niño necesita más ayuda, infórmese con el maestro de su niño sobre servicios especiales a su disposición, tales como programas de lectura después de la escuela o programas de verano sobre lectura en la comunidad. O pida que el maestro o la bibliotecaria le ayude a identificar los nombres de las organizaciones comunitarias y grupos de voluntarios que ofrecen servicios de apoyo en lectura.

La buena noticia es que no importa cuánto tiempo tarden en lograrlo, la mayoría de los niños sí pueden aprender a leer. Los padres, los maestros y otros profesionales pueden trabajar en equipo para determinar si existe algún problema de aprendizaje u otro problema más grave y entonces proporcionar la ayuda necesaria tan pronto como sea posible. Cuando un niño recibe la ayuda que necesita sin demora, es mucho más probable que llegará a superar sus dificultades y desarrollará las destrezas necesarias para tener éxito en la escuela y en la vida. No hay nada que sea más importante que el apoyo que sólo usted puede aportarle a su hijo en sus estudios. Asegure que su niño reciba toda la ayuda extra que necesita tan pronto como sea posible, dele aliento constante y elogie sus esfuerzos.

Para obtener mayor información sobre la lectura, vea el folleto del Departamento de Educación de los Estados Unidos, Cómo ayudar a su hijo a ser un buen lector, incluido en la sección titulada Recursos

Volver al índice del trabajo

Palabras claves - Keywords:

A continuación aparecen algunas palabras claves relacionadas con este trabajo: fomento, aliento, alentar, lectura, leer, libros, literatura, infantil.
d

Comenta este trabajo

d d d