PANEL DE INGRESO
Socio:
Clave:
Incribite
Te invitamos a asociarte en forma gratuita para tener acceso a todas las secciones y recursos del portal.
d
d

El IRA y el NAEYC

El IRA y el NAEYC: posiciones ante el aprendizaje de la lectura y escritura

  • Es esencial y urgente enseñarles a los chicos a leer y escribir en forma competente, permitiéndoles adquirir los altos grados de alfabetización de hoy en día. Aunque los E.E.U.U. tienen el más alto grado de alfabetización de la historia, la sociedad ahora espera que virtualmente toda la población funcione más allá de los standards mínimos de alfabetización. Hoy la definición de competencia básica en alfabetización requiere  un alto standard en comprensión lectora y análisis. La razón más importante es que los requerimientos de la mayoría de los empleos han aumentado significativamente y se espera que aumenten más en el futuro. Las comunicaciones que en el pasado eran orales (por teléfono o en persona) ahora demandan lectura y escritura : correo electrónico, Internet o faxes así como documentos impresos.
  •  Con la cada vez más variable población infantil en los programas y las escuelas, la enseñanza se ha vuelto más desafiante. Maestros con experiencia a lo largo de E.E.U.U. dicen que los chicos a los que hoy enseñanza son diferentes en su procedencia, experiencias y habilidades de los que enseñaban en el pasado. Los chicos de jardín de infantes han estado ya en grupos por 3 ó 4 años, así como aquellos que  participan por primera vez en algún programa organizado para la infancia temprana.  Los grupos incluyen niños con discapacidades identificadas y chicos con habilidades excepcionales, niños que ya son lectores independientes y chicos que recién están comenzando a adquirir algunas habilidades y conocimientos básicos de alfabetización. Habrá algunos en el grupo que pueden hablar idiomas diferentes a distintos niveles de profundización. Debido a estas variaciones individuales y de experiencias es común encontrar en una clase de jardín de infantes una fluctuación de cinco años  en cuanto a las habilidades y el funcionamiento de los niños en cuanto a la alfabetización (Riley, 1996). Esto significa que algunos infantes pueden tener características de un típico niño de 3 años mientras otros pueden estar funcionando al nivel de un típico niño de 8 años. La diversidad es esperada y bienvenida, pero puede ser abrumadora cuando los maestros deben producir resultados parejos para todos,   sin tener en cuenta el nivel inicial de habilidades, experiencias, intereses y personalidades de cada individuo.
  •  Entre muchos de los maestros de niños pequeños subsiste la idea de maduración, a pesar de la gran evidencia en contrario. Si existe una visión de que "están listos para aprender a leer" significa que hay un momento específico  en los años jóvenes en el que debe comenzarse a enseñar la lectura. Esto también presupone que la maduración física y neurológica por sí mismas preparan al niño para que saque provecho  de la instrucción en lectura y escritura. Esta perspectiva implica que, hasta que el niño llegue a cierto grado de madurez cualquier exposición a la lectura y a la escrito, salvo tal vez que se le lean cuentos, es una pérdida de tiempo o aún puede ser dañino. Las experiencias que tienen lugar durante la temprana niñez afectan  el desarrollo de la alfabetización. Estas experiencias interactúan constantemente con las características individuales de los niños para  determinar el nivel de habilidades de alfabetización que eventualmente alcanzará el alumno. No darles a los niños experiencias de alfabetización hasta la edad escolar puede limitar severamente los niveles de lectura y escritura que pueda finalmente alcanzar.
  • El reconocimiento de un comienzo temprano en prácticas de alfabetización también ha traído como consecuencia, a menudo, el uso de prácticas docentes inapropiadas, más convenientes para niños mayores o adultos, pero no efectivo con los de preescolar, jardín o los primeros grados. Las prácticas docentes asociadas con la antigua perspectiva del desarrollo de la alfabetización y/o  las teorías de aprendizaje todavía prevalecen en muchas aulas. Estas prácticas incluyen instrucción a grupos grandes y práctica mecánica intensiva para grupos o individuos sobre habilidades aisladas. Estas prácticas, que no son particularmente efectivas con alumnos de los grados primarios lo son aún menos con los más chicos. Estos necesitan especialmente comprometerse con experiencias que den significado a los contenidos académicos y que se apoyen sobre conocimientos previos. Es vital para estos niños tener experiencias de alfabetización en las escuelas.  Esto es aún más importante para los niños  que tienen experiencias limitadas en su hogar. Sin embargo, estas experiencias en la escuela deben darles un amplio espectro de conocimientos de lengua y alfabetización para darles un basamento sólido, ya que sobre esto se basan los más altos niveles de alfabetización. 
  •  Las políticas y los recursos corrientes son insuficientes para asegurar que los maestros de preescolar y primaria estén calificados para apoyar el desarrollo de alfabetización de todos los niños, una tarea que requiere una fuerte preparación inicial  y continua actualización profesional. Para los maestros de los niños menores que los de  jardín, no existen, en los E.E.U.U. requerimientos uniformes de preparación. En realidad, en la mayoría de los estados, todo lo que se requiere para ser un maestro al cuidado de niños es un certificado de escuela secundaria. Además, los salarios en este campo son demasiado bajos  para atraer o retener personal mejor calificado. Aun en los grados de primaria, para los que se requiere maestros graduados, muchos estados no ofrecen certificados especializados para niños más pequeños, lo que significa  que muchos maestros no están adecuadamente preparados para enseñar a los pequeños a leer y escribir. Todos los maestros de niños pequeños necesitan un buen conocimiento de base acerca de la adquisición del lenguaje incluyendo del aprendizaje de una segunda lengua, de los procesos de lectura y escritura, del desarrollo temprano de la alfabetización y experiencia y prácticas de enseñanza que lleven a un desarrollo óptimo. Los recursos también son insuficientes para asegurar que los maestros sigan teniendo acceso a una educación profesional para que puedan estar actualizados constantemente o estén preparados para enseñar a un grupo de edad diferente en caso de ser reubicados.

Volver al índice del trabajo

Enviado por:
Profesora María Luz Flores
Buenos Aires, Argentina
Integrante del equipo de Berta Braslavsky

Otras secciones recomendadas

  • Sección de integración: Esta sección incluye trabajos y actividades acerca de la educación especial. Patologías y problematicas.
  • Desarrollo evolutivo: Sección dedicada al desarrollo y diferentes patologías del niño desde el nacimiento hasta los 6 años.
  • Recursos literarios: En esta sección encontrarás todo tipo de recursos relacionados con la literatura infantil. Encontrarás juegos, obras de títeres, chistes, poesías, cuentos, colmos, adivinanzas, trabalenguas, modelos de disfraces, recetas y mucho más.
  • Actividades organizadas por áreas de matemática, lengua, juego, expresión, maternal, etc.
  • Temáticas educativas: problemáticas familiares, salud, integración, áreas, etc

Palabras claves - Keywords:

A continuación aparecen algunas palabras claves relacionadas con este trabajo: lectura, escritura, enseñanza, infantes, posturas, IRA, NAEYC, estadosunidos.
d

Comenta este trabajo

d d d