PANEL DE INGRESO
Socio:
Clave:
Incribite
Te invitamos a asociarte en forma gratuita para tener acceso a todas las secciones y recursos del portal.
d
d

Aprendiendo a leer y escribir
prácticas evolutivamente adecuadas para chicos pequeños.

El continuum evolutivo de la lectura y escritura.

El IRA y el NAEYC creen que los maestros de los chicos jóvenes deben entender el continuum evolutivo de la lectura y la escritura y manejar una variedad de estrategias para hacer un seguimiento y un apoyo individual en el desarrollo y el aprendizaje de los niños, a lo largo de  todo este continuum. Al mismo tiempo, los maestros deben fijarse metas de alfabetización evolutivamente apropiadas para los niños pequeños y luego adaptar estrategias de instrucción para aquellos cuyo aprendizaje y desarrollo sean avanzados o retardados.

Los buenos maestros toman decisiones acerca de la enseñanza  basándose en su conocimiento de la lectura y la escritura, en las investigaciones disponibles, en las expectativas apropiadas y en sus conocimientos de las capacidades y necesidades de cada uno de los individuos.

Un continuum del desarrollo de la lectura y la escritura es útil para intensificar metas que resulten desafiantes y accesibles o los puntos de referencia para el aprendizaje de la alfabetización en los niños, recordando que las variaciones individuales se deben esperar y deben ser apoyadas. El uso de un continuo evolutivo permite a los maestros hacer un seguimiento individual del progreso de los niños hacia las metas realistas y luego adaptar la instrucción para asegurarse que continúen en ese progreso. Durante los años de preescolar, la mayoría de los chicos seguramente funcionarán en la fase 1 del continuo evolutivo, es decir, a de conciencia y exploración.
En Jardín de Infantes, una expectativa apropiada es que la mayoría de los chicos estén en la  fase 2, de lectura y escritura experimentales. Hacia el fin del primer grado, la mayoría funcionará en fase 3, de lectura y escritura tempranas. Una expectativa apropiada para el segundo grado es la fase 4, de lectura y escritura en transición. Mientras que la meta para el tercer grado es la  fase 5 de lectura y escritura independientes y productivas. La lectura avanzada es el objetivo para el cuarto grado y los superiores.

Tan fundamental como el de variaciones individuales es el principio de que el desarrollo y el aprendizaje humanos ocurren en y reciben la influencia del los contextos sociales y culturales. El lenguaje, la lectura, la escritura están fuertemente formados por la cultura. Los chicos entran a programas de niñez temprana o a las escuelas, habiendo aprendido a comunicarse y a entender sus experiencias en casa y en sus comunidades. Cuando las formas de hacer y de comunicar significados son similares en casa y en la escuela, la transición de los chicos está facilitada. Sin embargo, cuando el lenguaje y la cultura de la casa y de la escuela no son congruentes, padres y maestros deben trabajar juntos para ayudar a los chicos a fortalecer y preservar el lenguaje y la cultura de su casa, mientras adquieren habilidades necesarias para participar en la cultura que comparten en la escuela. (NAEYC, 1996, a).

Es de gran importancia que los maestros entiendan cómo sus alumnos aprenden una segunda lengua y cómo este proceso se aplica al desarrollo de alfabetización de los niños pequeños. Los maestros deben respetar la lengua que se habla en la casa de los chicos, así como la cultura y usarlo como base sobre la cual edificar y ampliar las experiencias de lenguaje y alfabetización de los niños. Desafortunadamente, demasiado a menudo los maestros reaccionan negativamente a la diversidad lingüística y cultural de los niños, igualando diferencias con déficit. Estas situaciones lastiman a los chicos, cuyas habilidades dentro de su propio contexto cultural no están reconocidas porque no se igualan a las expectativas culturales de la escuela. Cuando los maestros fracasan en el reconocimiento de las habilidades o capacidades de los chicos, seguramente subestimarán sus competencias. La competencia no está atada a un lenguaje, dialecto o cultura en particular.  Los maestros nunca deberían usar el dialecto, el lenguaje o la cultura de los chicos como una base para hacer juicios sobre el intelecto o la capacidad de un chico. Los niños lingüística y culturalmente diversos aportan múltiples perspectivas y habilidades impresionantes, como el intercambio de códigos (es decir, la habilidad de ir y volver entre dos lenguas para profundizar el entendimiento conceptual), a la tarea de aprender a hablar, leer y escribir una segunda lengua. Estos procesos de pensamiento, automotivados, autoimpulsantes y constructivos, deberían ser festejados y usados como ricos recursos de enseñanza y aprendizaje para todos los chicos.

Volver al índice del trabajo

Enviado por:
Profesora María Luz Flores
Buenos Aires, Argentina
Integrante del equipo de Berta Braslavsky

Otras secciones recomendadas

  • Sección de integración: Esta sección incluye trabajos y actividades acerca de la educación especial. Patologías y problematicas.
  • Desarrollo evolutivo: Sección dedicada al desarrollo y diferentes patologías del niño desde el nacimiento hasta los 6 años.
  • Recursos literarios: En esta sección encontrarás todo tipo de recursos relacionados con la literatura infantil. Encontrarás juegos, obras de títeres, chistes, poesías, cuentos, colmos, adivinanzas, trabalenguas, modelos de disfraces, recetas y mucho más.
  • Actividades organizadas por áreas de matemática, lengua, juego, expresión, maternal, etc.
  • Temáticas educativas: problemáticas familiares, salud, integración, áreas, etc

Palabras claves - Keywords:

A continuación aparecen algunas palabras claves relacionadas con este trabajo: evolución, progreso, avance, lectura, escritura, lectoescritura, infantes, niños, continuidad.
d

Comenta este trabajo

d d d