PANEL DE INGRESO
Socio:
Clave:
Incribite
Te invitamos a asociarte en forma gratuita para tener acceso a todas las secciones y recursos del portal.
d
d

Juanito y la montaa salvadora

Era Julio y en la sierra peruana, las lluvias y el fro no tenan compasin.
Todo el pueblo de San Bartolom, se haba refugiado en sus casas, pues no esperaban el momento en que el fro se alejara.

Sin embargo, Juanito, amaba el invierno, esperaba feliz a la lluvia y sala corriendo de su casa. Era muy juguetn, le gustaba sentir el aire fresco del invierno en su cara mientras corra por los prados y le gustaba chapotear y chapotear en los charcos que la lluvia formaba.
Claro! Siempre corriendo riesgo a que su ta lo viera entrar a la casa todo mojado y luego lo castigara. Pero eso no le importaba mucho, todo el da tena que trabajar limpiando zapatos y slo esperaba un descanso para salir a jugar

Un da la ta de Juanito, se senta muy enferma y le pidi que por favor vaya a la Montaa "Salvadora" a buscarle unas hierbas, pues las medicinas eran muy caras y ellos eran muy pobres. Juanito, obediente, sali a cumplir aquel pedido. El quera mucho a su ta y no iba a permitir que se sintiera mal o que se pusiera peor.

El viento era tan fuerte ese da que no poda mirar por donde caminaba, solo tena que seguir el consejo de su ta. Guiarse del aroma a hierbas frescas.
-Por qu se llama "Salvadora"?- recordaba cuando le pregunt una vez a su ta.
- Porque en aquella montaa nacen hierbas que han salvado a muchas personas. Es salvadora por eso, mgica! - le respondi.
Ya el aroma de la montaa se haca sentir, y Juanito estaba tan feliz porque saba que la magia de esa montaa iba a curar a su ta. Pero en el momento que lleg, esa felicidad se volvi en sorpresa. Qu haba pasado? Dnde estn las hierbas que le haba dicho su ta? Solo encontr algunas flores un poco marchitas por el aire seco, pero que sin embargo tenan algo en especial, las cort y las meti en su bolsa

Juanito estaba triste y decepcionado. Dnde estaba esa magia con la que tanto se haba emocionado y esperado? No perdi ms tiempo y fue en busca de alguien para que lo ayudara con su ta. Pero todas las personas del pueblo estaban refugiadas en sus casas y nadie le prestaba la ayuda que necesitaba.

Cuando regres a su casa y vio a su ta echada sobre su cama, fue corriendo donde ella para abrazarla, y llorando le cont lo que haba pasado. Su ta le sec sus lgrimas y le pidi que le entregara las flores que l haba recogido.
- Pero, Cmo sabas que cort unas flores?- le pregunt y al mismo tiempo las sac. Su impresin fue tan grande cuando vio que aquellas flores marchitas, radiaban de muchos colores.
- Lo ves ? - le dijo al ingenuo Juanito - te dije que era salvadora. Y tu amor y tu cario, mi querido Juanito, han hecho la magia que yo necesitaba.

Escrito por
Juana Velasco
Lima. Per

Volver al ndice de cuentos

Otras secciones recomendadas

Palabras claves - Keywords:

A continuación aparecen algunas palabras claves relacionadas con este trabajo: juanito, salvador, salvadora, montaa, cuento, texto, reflexin, fabula, relato.
d

Comenta este trabajo

d d d