PANEL DE INGRESO
Socio:
Clave:
Incribite
Te invitamos a asociarte en forma gratuita para tener acceso a todas las secciones y recursos del portal.
d
d

Cuento: Hunga - Bunga Pintocuevas

 Hace muchos, pero muchos años, vivía en el sur del mundo un amigo llamado Hunga-Bunga PintoCuevas. Hunga Bunga era un niño muy travieso y un poco distinto a los demás, ¿sabes por qué? porque le gustaba mucho pintar las paredes de su casa.
 Claro que en ese tiempo la gente no vivía en casas como la tuya, sino que vivían en grandes cavernas. Esta costumbre le trajo bastantes problemas ya que como tú sabes, a los papás no les gusta que sus hijos rayen las paredes.
 Siempre se escuchaba a su mamá decir:
- ¡Hunga Bunga munga tunga pala!, lo que quiere decir:
- ¡Hungita, no rayes nunca más las paredes o voy a tener que castigarte!
Pero Hunga-Bunga no podía detenerse, -le gustaba tanto pintar-, y no  pintaba cualquier cosa, pintaba paisajes de campo, animales, y hasta a su papá cuando salía a cazar con sus amigos.

Un día su mamá lo dejó solo en su casa, porque iba al cavermercado a comprar mucha comida pues había preparado una gran reunión  con las mujeres ilustres de la tribu.
Su madre estaba hace tiempo muy nerviosa preparándolo todo y no dejaba de decir, ¡Hunga no ensucies el suelo!, ¡Hunga no desordenes la caverna!, ¡Hunga esto, Hunga esto otro!. Hasta que por fin llegó el gran día, su mamá había dejado las paredes como nuevas, y resulta que Hunga no podía contener las ganas de pintarlas, y fue tal su deseo que sin darse cuenta, en un dos por tres, tenía TODAS las paredes con paisajes y animales y las cosas más lindas que te puedas imaginar.
- Ohhhh!!!! Tunga lala conga punga mata lala Hunga-Bunga!
- Ohhhh!!!! Qué hiciste Hunga-Bunga!
Y mientras decía esto se iba poniendo roja de la rabia y la impresión. Y justo cuando se disponía a retarlo, llegaron sus amigas, que al ver tal espectáculo  de dibujos, no dejaban de decir:
- ¡Lele tonge!, ¡hunto tanga!, ¡male congo!
- ¡Qué maravilloso!, ¡qué envidia!, ¡dime quién lo hizo!
La Sra. PintoCuevas orgullosa de su hijo no podía creer lo que escuchaba, lo que a ella avergonzaba, a sus amigas les encantaba.
Y desde ese día Hunga no paró de pintar, la casa de los vecinos, del alcalde y hasta la casa del Presidente, convirtiéndose en el "PRIMER PINTOR DECORADOR DE INTERIORES", y es por eso que hoy en día en algunas cavernas de la prehistoria, aún puedes ver las obras de Hunga, y si te fijas bien hasta puedes encontrar su firma:

       Hunga B.

Enviado por:
Sandra Paola González Cortés
Santiago. Chile

Volver al índice de cuentos

Otras secciones recomendadas

Palabras claves - Keywords:

A continuación aparecen algunas palabras claves relacionadas con este trabajo: cuento, texto, reflexión, fabula, relato, hunga bunga, pintocuevas.
d

Comenta este trabajo

d d d