PANEL DE INGRESO
Socio:
Clave:
Incribite
Te invitamos a asociarte en forma gratuita para tener acceso a todas las secciones y recursos del portal.
d
d

"El cuento de Ana y Juancito"

Haba una vez un lugar encantado, as lo llamaban Ana y Juancito, dos buenos amigos que compartan horas jugando y haciendo travesuras.
Ana era una nena muy dulce y cariosa, admiraba mucho a su inseparable amigo, siempre estaban juntos, en las buenas y en las malas, algo muy notable en ellos.
En ese lugar se destacaba un enorme y hermoso manzano, lo que ms le gustaba a Juancito, era treparse para arrancar algunas manzanas, que por cierto eran deliciosas y grandes, para regalrselas a su amiga.
El verde de ese lugar era maravilloso, con su aroma a hierba fresca, transmita algo especial para Ana y Juancito, pero estaban convencidos que en ese lugar viviran cosas inolvidables...
Eso era cierto, pues un da, al estar paseando por las calles de la hermosa ciudad en la que vivan, Ana y Juancito, se llevaron una gran sorpresa, un elefante con gorra y muy bien vestido se deslizaba velozmente en patineta.
Ana y Juancito comenzaron a perseguirlo, pero iba tan rpido, que al llegar a la esquina lo perdieron de vista.
Que tristes se haban puesto!...Comenzaron a caminar en busca del elefante.
Caminaron, caminaron, preguntaron a todo aquel que pasaba si lo haban visto.
Pero..., nada.
Hasta que se les ocurri que tal vez, poda estar en un lugar con juegos, hamacas, calesita..., S! En la plaza.
Se dirigieron rpidamente hasta all con la ultima esperanza que les quedaba de encontrarlo...
Mientras tanto, ... Ruperto, el elefantito travieso, se encontraba jugando en el tobogn de la plaza.
A pesar de disfrutar de esta diversin, se senta muy triste porque haba perdido a sus amiguitos, Ana y Juancito.
Sabia que los encontrara y pens: Me quedar en la plaza!, ellos seguramente vendrn a buscarme aqu.
Continu con su juego, hasta que de repente...
Estallaron risas de alegra y jbilo.
Ana, Juancito y Ruperto se haban encontrado. Ahora s podran contarse un montn de cosas, y por sobre todo compartiran historias, cuentos, juegos, golosinas, secretos y sueos. Los tres estaban muy felices y su alegra llegaba a todas partes, hasta los pjaros se acercaban a escuchar sus historias.
De pronto, se dieron cuenta que el sol se estaba escondiendo y que el da llegaba a su fin, as fue que...
Se despidieron y cada uno parti a su casita. Ana y Juancito se fueron caminando juntos para la ciudad y Ruperto comenz a caminar hacia su casa que quedaba en el bosque, no recorri mucho cuando escucho...
"RUPERTO!!!...RUPERTO!!!". era su amiga Clarita, una hermosa tortuga de caparazn brillante y que a diferencia de todas las dems corra, en lugar de caminar, ella tiene su casa pegada a la de su amigo Ruperto.
"Hola Clarita!!!, que linda sorpresa encontrarnos, Vas para tu casa?"-Pregunt Ruperto.
"Si"- contesto Clarita, y le ofreci a Ruperto llevarlo en su caparazn.
Ruperto acepto enseguida, se subi a la espalda de su amiga y durante el camino cada uno cont lo que haban hecho durante el da.
Como Clarita no caminaba, sino que corra enseguida llegaron a sus casitas...
Mientras tanto, del otro lado del bosque el mono "Pancho" descansaba bajo un hermoso cocotero comiendo unas ricas bananas, que se veian tan amarillas como el sol.
Esperaba a sus amiguitos: Ana, Juancito, la tortuga "Clarita" y el elefante "Ruperto", para jugar todos juntos como lo hacian siempre, demostrando la amistad que haba entre ellos.
Pareciera que hay un gran acontecimiento, al que fueron invitados todos los animales del bosque.
Qu ser?
Claro que era un acontecimiento muy especial!
Ese da festejaban "su amistad", porque tener amigos es tan maravilloso, que se merece hacer una fiesta para celebrarlo.
As, cada amigo llevo algo rico para comer y gaseosas y juguitos para tomar, algunos prefirieron compartir un rico mate.
La fiesta la hicieron en la casa del elefante "Ruperto", en el medio del bosque.
El se despert muy temprano para preparar el lugar. Junto los juguetes, que a veces duermen fuera de su caja, barrio las hojas secas que cubran el pastito y coloco un cartel muy grande en el techo que deca: "Aqu es la fiestita", para que todos pudieran verlo.
Cuando tuvo todo listo, se bao, se puso su ropita mas linda y sali a esperar a sus queridos amigos que no lardaran en llegar...
Y as fue, los primeros en llegar fueron Ana y Juancito, pero Ruperto, que haba salido a esperarlos, decidi ir adentro porque estaba cansado.
Ana y Juancito fueron baaditos, perfumados y con muchas ganas de divertirse con sus amiguitos. En el camino que los diriga hacia la casa de "Ruperto", reconocieron que el haba pasado por ah dejando las huellitas de sus patitas.
Era un da muy soleado y esto los pona muy contentos a todos porque estaban seguros que ningn amigo iba a faltar y que nadie se perderia este gran dia.
Juancito decidi seguir las huellas de "Ruperto" y atrs lo sigui Ana.
Cuando llegaron a la puerta, golpearon y Ruperto sali a recibirlos muy feliz; estos grandes amigos planearon una sorpresa para los que llegaran mas tarde... Qu sorpresa sera?
Juancito y Ana se dedicaron a colgar globos y guirnaldas dentro de la casa. Ruperto, se encargo de servir la mesa. Puso papas fritas, chizitos y palitos. Sirvi gaseosa y probo un poquito de cada cosa.
Poco a poco fueron llegando los que faltaban.
Se escucharon unos pasitos apurados en el camino que conduca a la casa de Ruperto. Todos se asomaron curiosos a la ventana y vieron que era Clarita, la tortuga, que por supuesto, venia corriendo. Corria tanto que le gano a su amiga Orejas, que venia muy despacio.
Orejas traa algo muy importante, algo que Juancito, Ana y Ruperto, haban olvidado. Traa muchsimos globos para repartir entre sus amigos.
Al llegar a la casa de Ruperto, los recin llegados se pusieron muy contentos cuando vieron lo decorada que estaba la casa y lo linda que seria la fiesta. Fueron muy bien recibidos. Saludaron con un abrazo a todos sus amigos.
Todos juntos se pusieron a colgar los globos que haba trado Orejas, mientras coman algo. Pero estaban todava, esperando mas amigos...Eso era lo bueno de vivir en el bosque, uno poda hacerse amigo de muchos chicos, incluso de muchsimos animales. Juancito y Ana estaban felices por vivir alli y decidieron que siempre, siempre cuidaran a sus amigos y nunca palearan con ellos, les prestaran sus juguetes, pasearan juntos y se divertiran muchsimo.
La casa de Ruperto estaba hermosa, decorada con todas esas guirnaldas y los globos que haba trado Orejas.
De repente escucharon unas vocecitas que venan desde afuera. Todos se pusieron alertas y fueron a ver quien seria que estaba llegando a la fiesta.
Vamos a ver quien viene?
Eran el mono Pancho y el oso Carlos que se cruzaron en el camino y venan charlando. Pancho, como de costumbre, estaba alegre y despreocupado comiendo bananas, una tras otra. Vestia las mismas ropas de siempre. Por el contrario; Carlos, que era tmido, andaba elegante y como no haba sido invitado a la fiesta formalmente, se sinti en la obligacin de llevar una gran caja de regalos, repleta de sorpresas para todos los amiguitos que estuvieran reunidos en casa de Ruperto.
Cuando estuvieron todos reunidos, la fiesta se puso barbara. Charlaron, compartieron lo que cada uno haba trado, jugaron a infinidad de juegos. Hubo alguna que otra pequea disputa, pero todo se resolvi con buen animo y la alegra reinante de estar juntos y festejando.
Tanto corrieron y saltaron, que por fin se fueron quedando quietitos de cansados que estaban y se fueron durmiendo en los sillones de la casa de Ruperto, en la cama, por los rincones, en los pasillos y soaron...
Todos tuvieron sueos mientras dorman, como es tradicin en los lugares encantados. Algunos alegres, otros disparatados, recuerdos de cosas ocurridas. Veamos algunos de aquellos sueos...
Cuando todos despertaron, Ana cont un hermoso sueo que haba tenido mientras dorma...
Ella so que estaba jugando en el bosque con Juancito, con la tortuga Clarita y con el mono Pancho; cuando repentinamente, apareci en el cielo un ngel, que se pareca mucho al elefante Ruperto.
Volaba de aqu para alla. Se detuvo, los miro fijo a los ojos y les dijo: "Chicos: acuerdense siempre de lo que quieren!!!
"Y saben una cosa? Yo quiero la amistad que todos ustedes me brindan, gracias por estar siempre conmigo, gracias por prestarme sus juguetes y por sobre todas las cosas, gracias por jugar conmigo. Los quiero mucho!!!....Ahhh, me olvidaba, Y ustedes chicos, que es lo que mas quieren?
Cuando todos escucharon el sueo que haba tenido Ana, se emocionaron mucho, y cada uno empez a decir lo que mas quera.
Y ustedes, hermosos angelitos, se animan a decir que es lo que mas quieren?
Y colorin colorado, este hermoso cuento se ha terminado

Escrito por los padres y los nenes
de sala amarilla. Seccin 3 aos.
Instituto Educativo Huellas
Buenos Aires, Argentina.
Docente: Prof. Vanesa Abdala

Volver al ndice de cuentos

Otras secciones recomendadas

Palabras claves - Keywords:

A continuación aparecen algunas palabras claves relacionadas con este trabajo: ana, juancito, cuento, texto, reflexin, fabula, relato.
d

Comenta este trabajo

d d d