PANEL DE INGRESO
Socio:
Clave:
Incribite
Te invitamos a asociarte en forma gratuita para tener acceso a todas las secciones y recursos del portal.
d
d

La maestra jardinera  y la educación musical.

Clases de canto. Fuente de alegría...

Si la clase de canto no proporciona felicidad a los niños, el educador ha errado la profesión. Si no les interesa, si no despierta curiosidad y no ejerce efectos saludables en su cuerpo y su espíritu, la clase está mal dada.

Los cantos han de estar en completo acuerdo con el desarrollo mental, sentimental y musical del niño. Hay que buscar canciones adecuadas para cada edad. Debemos tener un amplio repertorio de canciones.

El canto infantil

El docente debe enseñar al niño a abrir la boca, a mover mandíbulas y labios, para hablar y para cantar. Se debe abrir como un leve bostezo quizá sin rigidez alguna.

La correcta emisión de la voz se consigue con la aplicación de dos reglas fundamentales: abrir la boca y articular bien.

Lo fundamental del canto infantil, es que el niño debe vivir la canción que canta. Este postulado debe excluir la repetición ilimitada como suelen exigirla muchos maestros. El interés del niño disminuye naturalmente a medida que se repite la misma canción.

Si en la primera lección los niños adquieren una idea aproximada de la melodía, basta. En la segunda se puede corregir errores y en la tercera se pude introducir alguna interpretación, matices, etc.

Volver al índice de este trabajo

Enviado por:
Paola Lanzani
Gisella Burton
Carolina Goldstein

Otras secciones relacionadas

Palabras claves - Keywords:

A continuación aparecen algunas palabras claves relacionadas con este trabajo: música, sonidos, educación musical, canciones, arte, instrumentos, canto, coro, boca, mandíbulas, labios.
d

Comenta este trabajo

d d d