PANEL DE INGRESO
Socio:
Clave:
Incribite
Te invitamos a asociarte en forma gratuita para tener acceso a todas las secciones y recursos del portal.
d
d

La maestra jardinera  y la educación musical.

Declaración de principios:

  • La finalidad de la educación musical no puede ser, en ningún momento, la de promover músicos.
    Músicos surgirán solos, por selección natural, entre la masa de todos aquellos que reciben la educada enseñanza básica. A ellos habrá que dedicar luego una educación especializada.
  • La educación Musical es para todos, sin excepción alguna.
    No debe ser una materia con tantas “horas” semanales tiene que incrustarse indisolublemente en el día del niño, del joven, tiene que formar una parte importante de su existencia. La verdadera educación musical se aplica a toda hora.
  • La educación musical comienza en la cuna. Al iniciarse el niño en la vida escolar su oído ya debe estar formado, su deseo de expresarse cantando ha de ser firme y natural.
    La escuela ahonda esta relación, la orienta. Comenzar la educación musical sólo cuando el niño pasa al colegio secundario es como enseñarle a caminar o a hablar cuando ya tiene diez años: absurdo.
    La música es tan innata en el ser humano como lo es el hablar y el caminar.
    La existencia de tanta gente “no musical” o “amusical”  no prueba que la naturaleza haya dotado de sentido musical solo a unos pocos “elegidos”: prueba la ineficiencia de la enseñanza musical. Prueba que la educación no ha sabido introducir a los niños en el mundo sonoro que nos rodea a cada paso.
    En lo musical cuando el niño no repite correctamente una melodía que apenas ha oído unas pocas veces, lo declaramos exento de condiciones musicales,   no dotado de oído musical, etc. Le cerramos el paso hacia el universo sonoro, probablemente para siempre.
  • La educación musical ha de dotar al niño de sensibilidad para captar las manifestaciones del mundo sonoro; ha de desarrollar su facultad de expresarse mediante la música, ha de modelar su alma sensible mediante mensajes musicales; ha de formar en él una conciencia de lo que es, debe y puede ser el arte, ha de acercarlo a sus semejantes; ha de despertarlo en el sentido sonoro como se despierta en el terreno visual, del tacto y del olfato, ha de formar su carácter en dirección hacia un mayor idealismo: ha de convertirlo en un ser sensible y por ende bueno, en el supremo sentido de la palabra.
  • La Educación Musical no puede ser materia cuestionable; es un deber absoluto. Del estado como de los padres. En muchos países es una de las materias más atrasadas, peor encaminadas y menos comprendidas.
  • La mayoría de los jóvenes que finalizan sus estudios primarios o secundarios están perdidos para la música: no han aprendido a amarla ni practicarla, ni vivir en ella, ni expresarse por su intermediario.
  • Una clase de canto y de música debe ser una fuente de alegría; si no es así, la clase está mal dada.
  • La culpa no es de los maestros; es casi siempre de los métodos. De los métodos anticuados que consideraba la música una “materia” como la matemática o la geografía y que creían enseñarle al niño la teoría de la música antes de haberle hecho participe de sus bellezas, su sana alegría, su mensaje.
    Todos tenemos musicalidad esta es un don innato con el cual la naturaleza nos ha dotado, en mayor o en menor grado. Lo que sí es un privilegio es lo que podríamos llamar la musicalidad “superior”. Algunos se destacarán tendrán “talento”, como en otros terrenos.
  • Las tareas escolares han de interrumpirse, varias veces durante las horas de clase, para dar lugar a una canción o a una alegre improvisación musical con instrumentos.
    El maestro es quien se encargara de la Música tendrá los suficientes conocimientos musicales para entonar una canción con su clase. El especialista, el profesor de música, solo intervendrá mucho más tarde.
  • El maestro ha de saber entonar cánones y sencillas canciones, corregir los defectos, conocer las bases de la respiración y de la emisión vocal correcta. Y debe poseer la firme convicción  de que los cantos que entona a diario con sus alumnos contribuyen a la formación espiritual, sentimental y física de ellos.

Volver al índice de este trabajo

Enviado por:
Paola Lanzani
Gisella Burton
Carolina Goldstein

Otras secciones relacionadas

Palabras claves - Keywords:

A continuación aparecen algunas palabras claves relacionadas con este trabajo: música, sonidos, educación musical, canciones, arte, instrumentos, principios, bases, fundamentos.
d

Comenta este trabajo

d d d