PANEL DE INGRESO
Socio:
Clave:
Incribite
Te invitamos a asociarte en forma gratuita para tener acceso a todas las secciones y recursos del portal.
d
d

La infancia, entre el pasado y el presente

3. Acerca de la infancia en el pasado

Los historiadores se han ocupado tradicionalmente de los asuntos políticos y militares, pero no han prestado casi ninguna atención a las penosas experiencias de la infancia. Los especialistas en pedagogía sólo se ocuparon de los asuntos escolares, haciendo referencia sólo ocasionalmente a lo que les sucedía a los alumnos en el hogar y en el mundo. Se consideraba que la historia debía ocuparse de los acontecimientos públicos, no los privados. No se prestó atención a lo que ocurría en los hogares o en los patios del recreo.

Sin embargo, la historia de la infancia tiene gran importancia para el estudio de la sociedad humana. El libro de De Mause intenta estudiar sistemáticamente las actitudes y prácticas de los padres con respecto a sus hijos en diferentes épocas.

Los resultados de esta investigación son muy deprimentes. Revelan una larga y triste historia de abusos cometidos con los niños desde tiempos remotos hasta casi nuestros días. Por supuesto no se puede generalizar en forma absoluta, siempre hubo padres que amaron y trataron bien a sus hijos. En muchos casos los errores en la crianza se debieron más a la ignorancia que a la mala voluntad.

Si bien hasta hoy los casos de niños maltratados son frecuentes, los historiadores señalan que a partir del S XVIII fue desarrollándose paulatinamente una actitud más humanitaria.

La historia de la infancia, afirma De Mause, es una pesadilla de la que hemos empezado a despertar hace muy poco. Cuánto más se retrocede en el pasado, más expuestos están los niños a la violencia, el maltrato y la muerte. Menos eficacia muestran los padres en la satisfacción de las necesidades de desarrollo del niño. El trato despiadado abarcaba desde el infanticidio, el abandono, la negligencia, los rigores de la envoltura en fajas, la inanición deliberada, las palizas, los encierros, etc.

En principio se pensaba que no había documentos para indagar la historia de la infancia sin embargo, se han encontrado. Lo interesante es que al historiador de la sociedad, que relata los acontecimientos que le son contemporáneos, todas las prácticas de crianza le parecen buenas. No hay cuestionamientos, la violencia de la que han sido objeto los niños se justifica. En general se observa que se resta importancia a los primeros años del niño y se estudia el contenido formal de la educación pero no el emocional.
Para entender el castigo y maltrato al que se somete al niño, De Mause dice que cuando el adulto se encuentra frente a un niño que le pide algo, dispone de tres reacciones posibles según la forma en que concibe al niño:

  • El niño es un ser demoníaco, temible, pura maldad. Estas proyecciones de maldad dirigidas hacia el niño justifican los sentimientos hostiles y el maltrato de los demás.
  • Los niños existen únicamente para satisfacer las necesidades y deseos de sus padres. Se produce una inversión de los roles, los niños están para serviles y complacerlos, hasta para cuidarlos.
  • Experimenta empatía respecto de las necesidades del niño y actúa para satisfacerlas. Empatía es la capacidad del adulto para situarse en el nivel de la necesidad de un niño e identificarla correctamente sin mezclar las proyecciones propias del adulto.

Todo esto no quiere decir que los padres de otras épocas no amaran a sus hijos, sí los amaban. Hoy también les pegan y los quieren. Antes y ahora hay manifestaciones de ternura, especialmente cuando los niños no demandan nada.

Los padres, de todas las épocas, han tenido dificultades para alcanzar el nivel empático opina De Mause. Las representaciones colectivas acerca del niño fueron sosteniendo diversas prácticas aceptadas y justificadas. Veamos como algunas prácticas históricas dan cuenta de la concepción de infancia que se tiene.

Fajas: El niño está tan lleno de peligrosidades. Para controlar estas peligrosidades es necesario fajarlo atado y apretado durante mucho tiempo.

Asustar: Para mantener controlado al peligroso niño se tomaban otras medidas como asustar al niño con espíritus y fantasmas. Desde las brujas y los demonios en la Edad Media hasta el "hombre de la bolsa" de los tiempos modernos servían para asustar.

Infanticidio: Era una práctica común y permitida desde la antigüedad. Cuando la documentación se hace más accesible, S VXIII se encuentra una alta tasa de infanticidio en toda Europa. Existían casas de exterminio en manos de nodrizas. Cuando los padres ya no pagaban su mantenimiento las nodrizas los mataban. Las casas de niños expósitos fue creada para albergar a los niños abandonados. En Inglaterra se abrió una casa de niños expósitos en 1741 para que no haya más niños muertos por las calles.

Abandono: La forma más común era enviar al niño a la casa de la ama de cría. Las nodrizas existieron desde la época de la Biblia. En el S XVIII la gran mayoría de las madres trataban de evitar darle de mamar a sus hijos.

Los niños permanecían en las casas de las nodrizas entre dos y cinco años. La costumbre persistió en Inglaterra hasta el S XVIII, en Francia hasta el S XIX y en Alemania hasta el s XX.

El castigo corporal: Incluso humanistas y pedagogos famosos como Pestalozzi y Comenio, aprobaban el castigo corporal.

El siglo xx fue la época en que se amplió considerablemente la responsabilidad pública respecto de los hijos ajenos. ¿Cómo surge este interés por los hijos ajenos?

Es evidente que el Estado no tenía intereses humanitarios. Los economistas y los militares se dieron cuenta que la prosperidad y la seguridad de la Nación dependían de que los ciudadanos jóvenes estuvieran sanos. Comienza la escolaridad gratuita y obligatoria. El 1889 el Parlamento inglés aprobó una ley para proteger a los niños de los tratos crueles, esto fue luego de que la sociedad protectora de animales recibiera quejas por no ocuparse de los niños. Es decir que existieron primero leyes de protección a los animales y posteriormente surge la legislación dirigida a los niños.

Recién en el siglo XIX los poderes públicos comienzan a pensar en los niños como personas con necesidades especiales, vulnerables, desamparados; y no como adultos pequeños prestando servicios a sus padres.

Continúa...

Preparado y enviado por
Claudia E. Gerstenhaber
Prof. y Lic. en Ciencias de la Educación.

Otras secciones relacionadas

Palabras claves - Keywords:

A continuación aparecen algunas palabras claves relacionadas con este trabajo: límites, mitos, creencias, infancia, pasado, presente, evolución, sociedad, limitaciones.
d

Comenta este trabajo

d d d