PANEL DE INGRESO
Socio:
Clave:
Incribite
Te invitamos a asociarte en forma gratuita para tener acceso a todas las secciones y recursos del portal.
d
d

La animación a la lectura

El concepto superficial de animación a la lectura se refiere a actividades extrínsecas y relacionadas con la lectura, en el entorno de la lectura y dirigida a mejorarla. Ejemplo: premios y castigos.

Hace la lectura más agradable, pero no toca lo más importante, ya que es un refuerzo ocasional (por ejemplo: la feria del libro, concursos, etc.). Son actividades que por sí solas no hacen que un niño al que no le gusta leer, lea; son actividades muy superficiales.

Las actividades intrínsecas son un apoyo a la lectura como proceso (por ejemplo: atril,   guía de lectura, ...). Estas actividades son menos llamativas que las extrínsecas, son menos excepcionales. No necesitan apoyo lúdico.

Las actividades intrínsecas son más cíclicas, más pausadas. Estas actividades sí cambian los hábitos de lectura del niño/a.

Como la lectura es un proceso se puede fragmentar en: antes, durante y después. En estos tres períodos se hacen diferentes actividades por ejemplo, antes: ambientación, durante: lectura creativa y después: forum, tertulia.

Recrear y animar

Los profesores tenemos que acercar la lectura a los alumnos de una manera lo más viva, amena y apasionada posible. Se trata de que los niños y niñas se acerquen al libro, lo manoseen, etc.

Aquí señalamos una serie de actividades que podríamos realizar:

  • Animar a leer partiendo de actividades plásticas, que motivan por sí solas.
  •  Perder el miedo a la letra impresa.
  • Animar a llevarse libros a casa voluntariamente.
  • Decorar la biblioteca de aula con murales elaborados por ellos mismos.

La lectura es un acto individual, pero como muchos actos individuales, la colectividad tiene una influencia decisiva. Si preparamos al grupo, el individuo seguirá su camino solo, pero el comienzo del camino debe ser acompañado; es más fácil y gratificante.

Factores positivos que animan a leer.

Si queremos despertar entre los niños y niñas un verdadero gusto por el libro y,   lo que es más difícil, lograr que perdure, tenemos que contar con una serie de factores positivos que nos ayuden a ello.

Algunas de esas ayudas vendrán desde la propia familia. El niño que ve leer en su casa tiene más posibilidades de ser lector de adulto. No hace falta que sean libros, basta con tener periódicos y que vean a los padres abrirlos y hojearlos.

El leer no es una virtud con la que nacemos, sino que se va aprendiendo y perfeccionando poco a poco. Es un proceso difícil para muchos niños el de conseguir un mecanismo lector rápido que comporte a su vez comprensión de lo leído.

Un maestro que transmite verdadero gusto por la lectura y actúa como un verdadero animador (recreador de la misma) tiene grandes posibilidades de que sus alumnos lleguen a ser buenos lectores.

Otro de los factores de ayuda al proceso lector, es procurar que manejen el mayor número posible de libros; y cuando decimos "manejen" nos estamos refiriendo a que a sus manos lleguen todo tipo de lecturas, desde el género de terror hasta de aventuras o de ciencia ficción.
Cuantos más libros tengan a su alcance, más fácilmente lograremos que sean capaces algún día de elegir críticamente.

Prof. Mariana Cánepa
Capital Federal
Buenos Aires

Otras secciones relacionadas

Palabras claves - Keywords:

A continuación aparecen algunas palabras claves relacionadas con este trabajo: estimulación, libros, lectura, aprendizaje, buenos hábitos, buenas prácticas.
d

Comenta este trabajo

d d d